• 14 Jul, 2024

Cómo el Edge Computing está mejorando la experiencia de la Realidad Extendida

Cómo el Edge Computing está mejorando la experiencia de la Realidad Extendida

Descubre cómo el Edge Computing puede mejorar el rendimiento del Metaverso al reducir la latencia, la demanda de ancho de banda y el almacenamiento de datos locales. Aprende cómo funciona y por qué puede ser la clave para mejorar la experiencia del usuario en el mundo virtual.

Hola a todos, hoy quiero hablar sobre una tecnología que está cambiando la forma en que experimentamos la realidad aumentada y mixta: el Edge Computing. A medida que el metaverso y las gafas de realidad mixta se vuelven más populares, el edge computing se está convirtiendo en una pieza clave del rompecabezas para mejorar la experiencia del usuario.

Para crear un mundo inmersivo, se necesita una gran cantidad de potencia de procesamiento y almacenamiento tanto para rastrear objetos, avatares y generar gráficos, como para adaptar los contenidos a medida que todo se mueve por el espacio virtual. Es aquí donde entra en juego el Edge Computing. 

¿Qué es el Edge Computing?

Edge Computing es un paradigma de computación distribuido que acerca la potencia de cálculo y el almacenamiento de datos al lugar donde se necesita, reduciendo la necesidad de que los datos se envíen de un lado a otro entre dispositivos y centros de datos centralizados. 

La clave es: que en el Edge Computing los datos se procesan y analizan localmente, cerca de la fuente de los datos, en lugar de enviarse a un centro de datos remoto.

¿Qué tiene de bueno todo esto?  
Pues bien, el Edge Computing tiene muchas ventajas, entre las que se incluye:

Latencia reducida  
Se puede reducir significativamente la latencia procesando datos más cerca, reduciendo el tiempo que tardan los datos en viajar de un lado a otro entre dispositivos y centros de datos centrales.

Seguridad mejorada  
Al procesar y analizar datos localmente, el Edge Computing puede mejorar la seguridad al reducir la cantidad de datos que deben transmitirse a través de la red, reduciendo el riesgo de intercepción y violación de datos.

Mayor confiabilidad  
Se puede mejorar la confiabilidad al reducir la dependencia de los centros de datos centralizados que pueden ser vulnerables a las interrupciones de servicio o interrupciones de la red. Con el Edge Computing el procesamiento y el almacenamiento de datos se distribuyen a través de una red de dispositivos Edge, lo que hace que el sistema sea más resistente.

Ahorro de costes  
Al reducir la necesidad de que los datos se envíen de ida y vuelta entre dispositivos y centros de datos centrales, el Edge Computing puede ayudar a reducir los costos de ancho de banda y mejorar la eficiencia general de la red.

¿Pero, dónde encontramos un ejemplo de Edge Computing relacionado con el Metaverso?

Tranquilos, ya llegamos, ahora hablemos de las gafas de realidad mixta como las Hololens de Microsoft. Estas gafas utilizan una combinación de sensores, cámaras y algoritmos para rastrear y renderizar objetos virtuales en el mundo real. Sin embargo, la gran cantidad de datos que se necesitan para realizar esta tarea puede hacer que la experiencia sea lenta e incómoda.

hololens2.png

Aquí es donde entra en juego el Edge Computing. Con esta tecnología, las Hololens pueden procesar datos de manera más eficiente, ofreciendo una experiencia de realidad aumentada fluida y de alta calidad. Sabemos que las Hololens no son precisamente baratas, pero el sobrecoste se justifica por la integración del hardware necesario para convertirlas en un dispositivo Edge. Es decir, un casco de realidad aumentada y un dispositivo Edge al mismo tiempo, y lo mejor es que son autónomas, lo que significa una gran ventaja.

Por su parte, META ha dado un paso adelante a nivel de hardware con la presentación de sus Meta Quest Pro, un dispositivo aún costoso, pero con capacidades de Edge Computing. De esta manera, acerca esta tecnología a usuarios normales y corrientes como tú y yo.

questpro.png

Personalmente, estoy ansioso por conocer lo que Apple nos tiene preparado en este sentido. Si hay una empresa que pueda democratizar el uso de dispositivos de realidad extendida, esa es Apple. Quizás no presenten un dispositivo económico, pero sin duda alguna, sentará las bases para los dispositivos que vendrán después, al igual que pasó con el iPhone, el iPad e incluso el Apple Watch.

Debemos estar muy atentos a los próximos meses, ya que nos sorprenderán con tecnologías innovadoras y revolucionarias.

Jordi Castellà

El autor de esta página.